Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 27 de octubre de 2010

PREVENIR EL ABUSO SEXUAL HOY

Acompañemos a nuestros hijos para que crezcan sanos y se conviertan en personas útiles a sí mismos y a la sociedad.

Ponemos a consideración de la ciudadanía, algunas recomendaciones y medidas de seguridad, útiles para llevarlos a la práctica con los niños, niñas y adolescentes.

Prevenir el abuso sexual.
Es difícil proteger a los niños del abuso sexual de miembros de la familia o amigos íntimos, pero usted puede estar alerta ante muchas situaciones potencialmente peligrosas.

Esté consciente de dónde está su niñ@ y qué está haciendo: su atenta supervisión es su mejor protección contra el abuso sexual. Por supuesto, usted no puede estar con ellos todo el tiempo.
Si usted no logra encontrar supervisión de adultos, haga arreglos para que los niños caminen o jueguen durante estos períodos.
Hable con ellos
- Conozca a los amigos de sus hijos. Especialmente aquellos que son un poco mayores que su hijo o hija.
- Recordarles que muchos niños son víctimas de personas que ellos conocen.
- Asegurarles que es totalmente correcto decir NO aún a parientes cercanos y amigos.
-Enseñe a sus niños a velar por su propia seguridad
- Enséñele a no aceptar dinero o favores de extraños.
- Adviértales que no aceptan nunca pasear con alguien a quien no conocen.
- Dígales lo que pueden hacer si alguien se les acerca.
- Decirle a sus niños que busquen la ayuda de otro adulto persona mayor inmediatamente cuando un adulto les hace sentir incómodos o los asusta.
- Explíqueles que es correcto llamar la atención, gritar y crear un escándalo en estas situaciones.
- Decirles que ellos no tienen por qué estar de acuerdo con demandas para mantener contacto físico estrecho.
- Anímelos a decirles a usted u otro adulto inmediatamente si cualquiera los toca o va hacia ellos en forma que parece extraña.


Háblales sin Asustarlos.

Si usted ha dado a sus niños con frecuencia reglas para su seguridad, tales como:
Cómo atravesar una calle bulliciosa, qué hacer cuando ellos tienen un accidente y otras cosas por el estilo. Las precauciones relativas al abuso sexual se convierten en una parte natural de sus conversaciones sobre seguridad en general.

Si usted no quiere, no tiene por qué decir a los niños muy pequeños algo acerca del sexo cuando se discuten estas reglas. Simplemente explíqueles que algunos adultos pueden intentar tocarlos levantándoles o quitándoles sus ropas en una forma que hace que ellos se sientan incómodos.

Asegúrese de usar palabras que su niño comprenda. Responda sus preguntas totalmente, y hágales sentir que puede acudir a usted en cualquier momento para hablar acerca de cosas que son inquietantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada